Dos de Punta | «EL Chalo» un pequeño gigante
18985
post-template-default,single,single-post,postid-18985,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

«EL Chalo» un pequeño gigante

«EL Chalo» un pequeño gigante

Muchos no pudieron verlo porque son muy jóvenes, pero créanme cuando les digo que era el mejor. Sin dudas sería tan idolatrado como cualquier crack de hoy en día, las tribunas seguirían coreando su nombre, saldría en todos los top ten que arman los programas televisivos.

Y así podría seguir todo el día dándote ejemplos, pero mejor escuchá quién fue ese loco que nos enamoró a todos y demostró por qué era el dueño de los tres palos.

La gente que vio jugar a Héctor Pedone dice que fue uno de los mejores arqueros de la historia del fútbol argentino. Participó de los Torneos Nacionales de los años ’70. Pasó por equipos como Gimnasia y Esgrima, Godoy Cruz y San Martín, Los Andes de San Juan, pero sabíamos que su corazón era bien Tombino. En total disputó 68 partidos en primera división.

Carina Pedone es la hija del Chalo y comenzamos el homenaje escuchando que recuerdos le quedan de su padre:

«Me acuerdo cuando entrábamos a la cancha del Tomba con mi papá. Hasta el último momento, el fútbol era Godoy Cruz para él. Como lo quieren los hinchas del Tomba, lo quieren los de Gimnasia. Fue muy respetado en todos los equipos».

Uno de sus mayores hitos en su carrera lo consiguió el 28 de febrero de 1970. El hincha Bodeguero lo tiene en su memoria, ese día el plantel de Primera de Godoy Cruz jugó un amistoso con la Selección Argentina. Gracias al Chalo, se impusieron por 3-2. En el último minuto del partido Pedone se lució y le atajó un penal a Oscar Más que desató la alegría del pueblo mendocino.

Ahora llegó el momento de escuchar a compañeros que pudieron disfrutarlo en la cancha, un camarín, tomando unos mates y nos dejaron sus anécdotas.

Carlos Montagnoli nos comentó: «El Chalo fue un excelente arquero. Llegué a los 16 años a Godoy Cruz y él ya estaba. Compartimos una Quinta División. Él no era un humano, era un elástico. En el 66, no pudo quedarse en Vélez por la altura. Era una persona de excesiva confianza porque sabía lo que hacía».

Eduardo ‘Tucho’ Méndez también dijo presente y nos narró algunos de los momentos compartidos: «Los jugadores nacen para una posición y el Chalo nació para ser arquero. Tenía todo lo que tenía que tener. A veces hacíamos picaditos. Era vivo para todo. Él jugaba bien con los pies. Era un atorrante. El Chalo decía: ‘Yo atajo, pero dámelo al Negro Camargo y al Tucho Méndez. El resto del equipo que juegue el que sea (risas)'».

Pedone no se destacaba por su estatura y eso le cortó la posibilidad de sumarse a equipos elite como River o Velez,  pero Mendoza pudo disfrutar de otras cualidades magistrales como su agilidad, destreza y seguridad. En esas épocas no era normal ver a un joven de tan solo 1,75 ponerse los guantes y caminar rumbo a los tres palos, sin importarle nada el Chalo rompió con todos esos prejuicios y dejó su nombre en los grandes libros de historia de este deporte.

Otro histórico de Godoy Cruz pasó por los micrófonos de Dos de Punta, Oscar Humberto Paiva:

«El Chalo era como de la familia. Estuvimos muchos años juntos. En la semana no faltaban las reuniones de familia. El Chalo era figura domingo tras domingo, sacaba las fáciles y las difíciles».

Francisco ‘Chueco’ Vicino acotó a las narraciones: «El Chalo fue un referente para mi, al igual que el Gringo Reggi. Tuve la suerte de jugar con grandes jugadores. A veces veíamos una pelota que iba a entrar y decíamos que era gol. Ahí aparecía el Chalo y volaba».

 

Alberto ‘Negro’ Guayama, ex defensor que supo vestir los colores del Blanquinegro, compartió grandes momentos con Pedone: «El Chalo fue un hermano que me dio la vida. En nuestra época fue el mejor arquero de Mendoza. El Chalo estaba unos segundos antes de la jugada, no le faltaba tirarse al piso».

Para cerrar con este homenaje de hoy, Carlos Oviedo se quedó con los últimos minutos del programa para dejar su aporte sobre este gran arquero: «Con el Chalo compartimos desde chicos en el club YPF. De los campeonatos infantiles salieron terribles jugadores».

A los 37 años colgó sus guantes y lustró sus botines por última vez, pero nos regaló de su sabiduría hasta los 71. Sin dudas es uno de los grandes protagonistas del fútbol de nuestra provincia. Si aún no te diste cuenta de su magnitud, te dejo un parrafo que supo escribir la revista El Gráfico, en su momento: “Si hacemos una encuesta sobre quién fue el mejor arquero argentino de todos los tiempos, generalmente, los nombres del Pato Fillol, Amadeo Carrizo y Hugo Gatti son moneda corriente. Sin embargo, en la provincia de Mendoza, más de una persona va a nombrar al gran Héctor Pedone”.

Facebook Comments
Comparte esta noticia